top of page

Nuestra Historia 

Desde mi infancia, rodeada de una familia de emprendedores disciplinados y trabajadores, aprendí el valor del esfuerzo y la dedicación. Mi abuela, una mujer muda pero amante de la costura, y mi abuelo, un empresario empedernido, sembraron en mí la semilla del emprendimiento. A los 9 años, ya estaba fascinada por la moda y la belleza, y con una pasión innata por las ventas, comencé a vender helados a los taxistas, aprendiendo desde muy joven lo que significaba ganar y perder.

Mi interés por el emprendimiento se fortaleció con cada viaje a Estados Unidos, donde descubrí productos de belleza inaccesibles o excesivamente caros en Colombia. Esto me motivó a importar y vender estos productos a precios razonables, creando un pequeño negocio que floreció gracias a mi pasión por el diseño y el marketing, habilidades que fui puliendo mientras manejaba el equipo de prensa y redes sociales en mi colegio.

b5820801-7cbb-4f0a-923b-4c8f70d2db22 2.JPG
IMG_1259 4.HEIC

En 2019, con solo 13 años, di el primer paso hacia mi sueño de crear "NINAFORSALE", ofreciendo un catálogo de productos estadounidenses a mis compañeros de clase. Mis catálogos, diseñados con elegancia y una sensación de alta gama, capturaron la atención de muchos, demostrando que mi pasión por el diseño podía ir de la mano con mi emprendimiento.

La pandemia de 2020 fue un punto de inflexión. A mis 14 años, decidí sumergirme en el mundo del marketing digital, aprendiendo de forma autodidacta a través de cursos gratuitos en YouTube. Esta decisión me llevó a lanzar oficialmente mi empresa en línea, enfrentándome a un mercado escéptico pero determinada a ofrecer productos de alta y media gama a precios accesibles en Colombia.

El crecimiento fue exponencial. A principios de 2021, con una estrategia efectiva en redes sociales, especialmente en TikTok e Instagram, mi negocio se expandió rápidamente. Pronto me di cuenta de la necesidad de contratar a más personas, lo que me llevó a integrar otro de mis sueños: empoderar a mujeres en situaciones vulnerables. Inspirada en la historia de mi abuela, comencé a emplear a madres cabeza de hogar en áreas rurales, brindándoles oportunidades de trabajo digno.

Para finales de 2021, "NINAFORSALE" había crecido a un equipo de cinco personas. Hoy, en 2024, somos un equipo de 20 personas con más de 200 empleos indirectos y más de 80 mayoristas en todo el país. Operamos desde nuestra bodega principal en Bogotá y contamos con bodegas auxiliares en Neiva, Barranquilla e Ibagué. Mi viaje desde vender helados a los taxistas hasta liderar un próspero negocio de moda y belleza es un testimonio del poder de la perseverancia, la pasión y el deseo de hacer una diferencia en la comunidad con tan solo 17 años de edad.

IMG_5225 7_edited.jpg
bottom of page